top of page

Lola Cueto: lo personal es político

Aunque los orígenes de la tapicería son inciertos, se cree que su objetivo principal siempre ha sido decorativo. Durante la Edad Media gozaba de gran prestigio pues su elaboración requería de un arduo trabajo en su manufactura.


Con el paso del tiempo, esta labor textil fue asignada a las mujeres, quienes solían agregarlo al repertorio de estudios a los que las clases altas tenían acceso. La tapicería no dejaba la esfera doméstica.


En cuanto se instaló en su casa de Mixcalco, en la Ciudad de México, Lola Cueto abrió un pequeño taller de costura, desde el cual se dedicó a desafiar el orden social de la época, diseñando piezas con las cuales evocaba la pintura misma. Reivindicó la labor textil como un arte y resignificó la realización dentro y para el hogar en donde también se gestaban movimientos intelectuales y creativos con los estridentes de la época, comprobando una vez más, que todos los espacios privados y personales, también son políticos.




96 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Underwood

bottom of page